¿Por qué es tan saludable el aceite de oliva virgen extra?

Aporte nutricional

El aceite de oliva virgen extra se obtiene mediante el prensado del fruto del olivo: las aceitunas. Se trata de un proceso completamente natural que respeta las propiedades puras de las aceitunas y proporciona al aceite un sabor y un aroma únicos.

De esta forma, el aceite de oliva virgen extra posee un excelente valor nutricional con cantidad de grasas saludables e importantes vitaminas.

De hecho, 100 g de aceite de oliva virgen extra contienen:

75 % de la CDR de vitamina K.
72 % de la CDR de vitamina E.
73 % de ácidos grasos monoinsaturados.
8,7 % de ácidos grasos omega 6.
0,76 % de ácidos grasos omega 3.

Numerosos antioxidantes

Tras analizar su composición, observamos que: Por un lado, su elevado contenido en grasas monoinsaturadas, resistentes a las altas temperaturas, lo convierten en un aceite excepcional para su uso en la cocina.

Además, la mayor parte de estas grasas son ácido oleico, un ácido graso muy saludable con múltiples propiedades.

El aceite de oliva y las enfermedades cardiovasculares

El aceite de oliva virgen extra es rico en numerosos antioxidantes que le atribuyen propiedades antiinflamatorias.
Así, varios estudios han confirmado que el aceite de oliva reduce notablemente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares a través de varios mecanismos.

De hecho, el consumo regular de aceite de oliva puede:
Reducir la inflamación.
Regular la presión arterial.
Prevenir la formación de coágulos sanguíneos.
Evitar la oxidación del colesterol LDL.

El aceite de oliva y la diabetes

Tras varios estudios e investigaciones sobre la ingesta de aceite de oliva en pacientes con diabetes, los expertos han confirmado sus efectos positivos a la hora de mejorar los síntomas de esta enfermedad.

Al parecer, consumir aceite de oliva y seguir una dieta mediterránea regulan la glucosa en sangre y reducen la resistencia a la insulina.

El aceite de oliva y la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones y que afecta normalmente a manos y pies.

Sus principales síntomas son el dolor, la hinchazón, la rigidez y la reducción de movimiento de la zona afectada.

En un importante estudio llevado a cabo por la Universidad de Medicina de Atenas, se descubrió que el consumo diario de aceite de oliva y verduras cocidas reducía en un 2,5 % el riesgo de padecer artritis reumatoide.

Además, ayuda a disminuir la inflamación y el dolor de las articulaciones en pacientes con este problema.

Y eso no es todo… los efectos positivos aumentan cuando se combina la ingesta de aceite de oliva virgen extra con aceite de pescado.

El aceite de oliva y los derrames cerebrales

Los derrames cerebrales son la segunda causa de muerte en muchos países desarrollados y cualquier forma de evitarlos es importante.

Por este motivo, la ciencia se ha centrado en estudiar diversos métodos de prevención y, tras muchas investigaciones, se ha concluido que:

Las personas que cocinan con aceite de oliva o aliñan sus ensaladas con este rico alimento, tienen menos probabilidades de experimentar un derrame cerebral.

El aceite de oliva y el Alzheimer

El aceite de oliva virgen extra contiene oleocantal, un compuesto que ayuda a combatir el Alzheimer eliminando las placas amiloideas que se forman en las neuronas.

El aceite de oliva y la inflamación

El elevado contenido de ácido oleico y oleocantal presente en el aceite de oliva virgen extra le atribuyen unas excelentes propiedades antiinflamatorias.

De acuerdo con algunos estudios, el antioxidante oleocantal parecer ser igual de eficaz que el medicamento ibuprofeno y el ácido oleico ayuda a disminuir la proteína C reactiva, un marcador de inflamación.

El aceite de oliva y las infecciones bacterianas

Varios estudios han demostrado que el aceite de oliva virgen extra es un alimento muy efectivo para prevenir las infecciones causadas por bacterias.

Y, en concreto, puede combatir la bacteria Helicobacter pylori, responsable de muchos problemas digestivos y un factor de riesgo de cáncer y úlceras de estómago.

¿Te habías preguntado alguna vez por qué el aceite de oliva virgen extra es el ingrediente estrella de la dieta mediterránea? Ahora ya tienes la respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.